Significado de los colores

El significado de los colores

Los colores sin duda que son influyentes en las personas y tienen la facultad de provocar distintos tipos de sensaciones según sean sus colores. Para elegir el tono adecuado para de una habitación es necesario saber su tamaño y qué actividad se va a realizar en ella.

Cosas a tener en cuenta

Por lo general, los colores que son mas bien oscuros hacen que las habitaciones que son más pequeñas y los colores más claros dan la sensación de amplitud a las habitaciones.

Las diferentes propiedades de los colores que se aplican a las distintas paredes pueden ser extensibles tanto a las telas o tambien a los muebles.

Se pueden usar distintos colores combinados, los cuales hay que intentar utilizar en el fondo un color neutro o blanco, de la misma gama usada para el relieve.

Siempre que se toma la decision de un color, hay que saber de antemano, de la parte de la casa que se va a pintar, su uso, el tamaño, quiénes la utilizarán y cuál es el color más apropiado, aparte de saber el grado de incidencia de luz sea artificual o natural.

Colores Tostados

Estos colores son los que dan la sensación relajada y suave. No son nada agresivos, por lo que resultan perfectos para dormitorios, salones y recibidores.

Una forma de poder remarcar los efectos de calidez, se puede combinar con tapicerías y cortinas en color arena, tostado o crudo. Si se trata de un dormitorio, este tono es perfecto para tapizar el cabecero de la cama. El mobiliario más adecuado para este color son todas las variedades de pino en color miel. Además el color marrón ayuda a eliminar la fatiga y la depresión mental.

2. COLORES ROJOS

Indican peligro. Transmiten fuerza y agresividad. Son muy convenientes para zonas de paso, comedores amplios e incluso cuartos de baño.

El rojo es un color de gran personalidad, muy intenso. Incita a la agresividad, por lo que conviene rebajar su fuerza con carpinterías de puertas y ventanas en blanco. En cuanto al mobiliario, las maderas combinan a la perfección: claras, medias y oscuras. Si se opta por las últimas, la estancia debe tener abundante luz natural; consiguiendo un lugar acogedor, pero ligero.

3. COLORES AZULES INTENSOS

Son capaces de transmitir sosiego, serenidad y calma. Resultan muy adecuados para pintar las paredes de los dormitorios y estudios, ya que invitan alo descanso.

Es el color más frío y, en sus tonos más claros aporta ligereza. En general, hace disminuir la actividad metabólica y consigue que la relajación se vuelva más profunda. Los muebles de madera rústica (pino, nogal, cerezo, roble) son perfectos. Con muebles blancos se obtiene un ambiente romántico, muy indicado para habitaciones infantiles.