Colores en espacios reducidos


Jugar con el techo

En una habitación pequeña, el techo puede ser muy bajo o estar inclinado; una de las mejores formas de tratarlo para que parezca más alto es pintarlo del mismo color que las paredes, en un tono más claro. También se puede empapelar el techo igual que las paredes, pero los dibujos no deben tener dirección porque es difícil hacerlos coincidir en las uniones entre paredes y techo.


Espacios difíciles

Los colores suaves y neutros hacen parecer más grandes a los espacios reducidos, sin importar lo pequeños y difíciles que estos sean. Se deben evitar los dibujos definidos, los muebles pesados, los accesorios de grandes dimensiones y los colores contrastados, y en su lugar poner adornos pequeños, de colores a tono con los de la habitación. El color de las dunas del desierto es un ejemplo perfecto de la forma en que la luminosidad natural y los colores neutros crean sensación de espacio.




Pequeños espacios

Para que una habitación pequeña parezca más espaciosa, evita los contrastes cromáticos fuertes y los dibujos chillones. Elige tapizados del color del suelo. Los tonos cálidos de una montaña rocosa acariciada por el sol del atardecer crean sensación de espacio, luminosidad y calor.